Pendientes de cristal, una explosión de color

Con la llegada del buen tiempo y el verano cerca empieza la tan esperada y divertida época de bodas.  Pese a ello, para muchas mujeres puede ser una odisea encontrar el pendiente perfecto para su vestido. En Casilda Finat MC joyas te ayudamos a encontrar el pendiente ideal para ti. Hoy nos centraremos en los pendientes de piedra de cristal, llenos de color que darán alegría a tu look. Los pendientes de piedra de crista pueden ser un aliado perfecto para darle el toque necesario a ese vestido liso, de un color apagado o soso pero también para aquellas que quieren llenar de color su conjunto de boda.
Los pendientes Cavallier son un “must” en cualquier joyero. De latón bañado en oro y piedras naturales, se compone de dos piedras de cristal, arriba la pequeña y abajo la grande. Ambas piedras se unen por un pequeño gancho que nos permite intercambiar las piedras y hacer la combinación que más nos guste. Hay muchos colores y combinaciones para elegir. Es un pendiente muy elegante y que favorece una barbaridad y arregla y da estilo a cualquiera vestido. Un defecto es que pesan un poquito por lo que algunas mujeres con agujeros muy rajados quizás no aguanten su peso en periodos largos de tiempo.


Los pendientes Alejandra son una novedad en Casilda Finat MC joyas que no puede pasar desapercibida. Una explosión de color. Originales, llamativos, alegres y llenos de estilo. Formados por una lágrima fucsia de la que cuelgan un círculo con otras tres lagrimas que salen de debajo. Cada una de un color. Hay dos combinaciones posibles. Al mezclar varios colores es un pendiente muy fácil de combinar y lo mejor de todo es que a penas pesan y la forma de lagrima de la parte de arriba tapa totalmente el agujero. Con estos pendientes acertarás seguro.


Los pendientes Fin son la representación de la elegancia y el buen gusto que se encuentra en lo sencillo. Están compuestos de dos piedras en forma de lágrima , cada una de un color, unidas entre sí. Cada una de las lágrimas está en sentido inverso. Estos pendientes los encontramos en dos combinaciones de color posibles. Son más cortos que todos los anteriores por lo que es perfecto para todas aquellas que no son de pendiente largo o grande. Y a penas pesan. Un pendiente todo terreno que te servirá para cualquier acontecimiento y con el que serás las invitada perfecta.


Los pendientes Marina son un ejemplo de originalidad. Son pequeños y quedan pegados a la oreja. Tienen una forma súper especial y única. Están compuestos de una lágrima fucsia en cuyo lado hay tres piedras redondas de cristal transparente. Los pendientes Marina son, pese a su discreto tamaño, llamativos y súper favorecedores y están llenos de color. Son el toque de color que tu vestido necesita. No pesan nada y tapan a la perfección el agujero de la oreja.